Nuestra idea no es generar ningún proyecto nuevo, sino apoyar a las diferentes organizaciones nepalís que ya están funcionando de una manera eficiente.

Hay que ser humilde y reconocer que nuestra visión occidental no siempre cuadra con la cultura y forma de vida que existen en otros países.

Los propios habitantes de este maravilloso país conocen su problemática: Falta de educación en áreas rurales, carencia de recursos para acceder a estudios superiores, falta de empoderamiento de la mujer,…

Muchos de ellos, concienciados con su religión de ayuda al prójimo y más allá de lo que nosotros podamos imaginar, han dedicado, y dedican, gran parte de su tiempo y sus recursos a mejorar diferentes aspectos de la sociedad,. Así, han creado fundaciones que ayudan a su sociedad en diferentes áreas.

Sin embargo, en el segundo país más pobre de Asia, estas personas siempre se encuentran con la misma problemática. La carencia de recursos (básicamente dinero) para llevar a cabo sus proyectos.

Desde nuestra organización lo que pretendemos es recaudar fondos para poder financiar estos proyectos que conocemos de primera mano y que llevan a cabo una labor muy importante en Nepal.

NUESTRO PROYECTO

Además, desde la dirección de la asociación no queremos ser nosotros los que decidamos donde va a parar todo el dinero recaudado, sino que tal y como marcan nuestros estatutos, esto se decidirá en las reuniones de socios. Decidiendos así entre todos, a qué fundaciones nepalís ayudamos y en qué medida. En estas reuniones cualquier socio podrá presentar nuevas asociaciones nepalís con las que podamos colaborar.