Esta asociación nació tras los terremotos de 2015, cuando un grupo de personas se unieron de forma espontánea para prestar ayuda directa a los afectados por la catástrofe.

Han trabajado muy duro en la reconstrucción de las zonas más afectadas por el terremoto tanto levantando nuevas viviendas para las familias que lo habían perdido todo, como en la reconstrucción de escuelas.

También han llevado a cabo proyectos sociales en los campos de refugiados llevando a cabo cursos de inglés y escuelas de adultos, y actividades de ocio y dinamización comunitaria.

Si queréis conocer un poco más sus proyectos, aquí os dejamos el enlace para que podáis consultarlos más detenidamente.

Aunque nosotros conocíamos su actividad, hasta este año 2020 no habíamos colaborado con ellos. Sin embargo, tras la crisis sanitaria del coronavirus, nuestros amigos no se quedaron de brazos cruzados y reorganizaron una nueva ayuda creando comedores sociales para las personas más necesitadas.

Este años hemos hecho una donación de 1000€ para implementar su proyecto de ayuda a la manutención con la que se ha podido repartir 200 raciones más de alimentos. Sabemos que no es mucho, pero creemos que toda pequeña aportación suma y os animamos a vosotros a realizar los mismo.